30 de agosto de 2013

Ajuar funerario de la reina Puabi

Arpa Real con cabeza de toro


Carnero encaramado al Árbol de la Vida


Arte Sumerio
Cementerio Real de Ur

29 de agosto de 2013

La sombra del águila

El caso es que Murat había bajado a la boca del infierno y ahora estaba de regreso, con un manojo de banderas rusas como trofeo.

-Llegué, vi y vencí, Sire.


Murat no era exactamente lo que entendemos por un tipo modesto. En cuanto a erudición, nunca había ido más allá de deletrear, no sin esfuerzo, el Manual Táctico de Caballería del ejército francés, que tampoco era precisamente la Crítica de la razón pura de don Emmanuel Kant. "El arma básica de la Caballería -empezaba el manual- se divide en dos: caballo y jinete...", y así durante doscientas cincuenta páginas. Respecto a lo del llegué y vi, Murat se lo había apropiado de un libro de estampas de sus hijos, algo que un general griego, o tal vez fuera romano, había dicho frente a las murallas de Troya cuando aquella zorra dejó a su marido para escaparse con un tal Virgilio, después de meterse dentro de un caballo de madera. O viceversa. Murat estaba muy orgulloso de haber retenido esa frase, que con la de "Y sin embargo, se mueve", de aquel famoso condottiero florentino, el gran general Leonardo Da Vinci, inventor del cañón, constituían la cumbre de sus conocimientos sobre literatura castrense y de la otra.


Arturo Pérez-Reverte

28 de agosto de 2013

40 días en el desierto


Toneladas de amargura se amontonan
en la entrada al paraíso al ponerse el sol.
La multitud en la penumbra
en busca de un interruptor,
nadie está libre de culpa.

El vendedor de sueños nos ofreció su mercancía
a mitad de precio por liquidación.
Colgará el cartel de cierre,
su mundo se desvaneció,
nada es como él creía.

Mi cuerpo pide tierra, mi alma pide cielo.
Sigo sin respuestas pero tengo sed
porque llevo 40 días en el desierto,
creo que ya es hora de volver.

El niño de mirada triste sonríe en la foto,
sostiene entre sus manos un Kalashnikov.
¿Recuerdas cuando me dijiste 
que todo iba a ir mejor?
Otro sueño que se ha roto.

Mi cuerpo pide tierra, mi alma pide cielo.
Sigo sin respuestas pero tengo sed
porque llevo 40 días en el desierto,
creo que ya es hora de volver.

Ya es hora de volver...


José Ignacio Lapido

27 de agosto de 2013

En la terraza en Kharkov


Zinaida Serebriakova

25 de agosto de 2013

Migraciones

De nuevo llega la primavera
y el regreso a los balcones,
el viento y las bandadas
arropadas por el mar.

Una enorme calidez invade
los oscuros plumajes,
las efímeras emociones
y algunas alas rotas.

Y aunque no vuelvan a casa
las mismas golondrinas
el paisaje sigue igual
tras los cristales.

23 de agosto de 2013

Hay algo más


Hay un velero a lo lejos que asoma al final de la barra
hay una dama gastada y un hombre sonriendo a un desliz
hay una suerte de risa flotando en el muro sin aire
hay una rubia teñida de miedos diciéndome sí

Hay dos casados con hijos besándose el sexo en el baño
hay compromisos varados en cuerpos contra la pared
debe haber mar
dentro de esa mirada
que me roba tanto

Hay demasiado volumen en versos que no escucha nadie
hay pasos torpes de baile diciéndose "apríetame más"
hay un niño aquí que no debiera estar
a punto de llorar
que no se atreve a ir a casa una vez más
con otro niño allí llamándole papá
robándole el abril

También hay una camarera que quisiera ser algo más
hay un quizás si es que suena un bolero
hay un hombre vencido en el suelo
y hay que cerrar

Nunca hay mar al encender la luz
aunque haya en las miradas cambio de marea
no es verdad el "te quiero" de papel
escrito con las ansias de dormir con ella

También hay un talento innato en el mozo que sirve champán
hay algo más cuando suena el piano
hay un hombre en la barra llorando
y hay una luz
salvando el amor

y ahí estás tú...

Andrés Suárez

18 de agosto de 2013

Balada del que nunca fue a Granada (A Federico García Lorca)

¡Qué lejos por mares, campos y montañas!
Ya otros soles miran mi cabeza cana.
Nunca vi Granada.

Mi cabeza cana, los años perdidos,
quiero hallar los viejos, borrados caminos.
Nunca fui a Granada.

Dadle un ramo verde de luz a mi mano,
una rienda corta y un galope largo.
Nunca vi Granada.

¿Qué gente enemiga puebla sus adarves?
¿Quién los claros ecos libres de sus aires?
Nunca fui a Granada.

Venid, los que nunca fuisteis a Granada,
hay sangre caída, sangre que me llama.
Nunca entré en Granada.

Hay sangre caída del mejor hermano;
sangre por los mirtos y agua de los patios.
Nunca vi Granada.

Si altas son las torres, el valor es alto,
venid por montañas, por mares y campos.
Entraré en Granada.

Rafael Alberti

16 de agosto de 2013

Nebraska


I saw her standin' on her front lawn just twirlin' her baton
Me and her went for a ride sir and ten innocent people died

From the town of Lincoln Nebraska with a sawed off .410 on my lap
Through to the badlands of Wyoming I killed everything in my path

I can't say that I'm sorry for the things that we done
At least for a little while sir me and her we had us some fun

The jury brought in a guilty verdict and the judge he sentenced me to death
Midnight in a prison storeroom with leather straps across my chest

Sheriff when the man pulls that switch sir and snaps my poor head back
You make sure my pretty baby is sittin' right there on my lap

They declared me unfit to live said into that great void my soul'd be hurled
They wanted to know why I did what I did
Well sir I guess there's just a meanness in this world


Bruce Springsteen